lunes, 23 de septiembre de 2013

Introducción


A David Charlesworth, Rob Cosman, Javier Fronteriz y Lorenzo Tapias


 
Hace ya tiempo que tenía en la cabeza escribir este libro (blog), en el que intentaré formar una especie de compendio de temas relacionados con lo que podríamos convenir es la ebanistería básica, pero mi propósito se convirtió en urgencia hace dos años, cuando el proyecto del Plan Nacional de Investigación “La ebanistería en el monasterio de El Escorial. Siglos XVI y XVII” hizo posible que pudiera adquirir (para la Universidad de Alcalá) muchas más herramientas de las que en principio había soñado. Esto me ha permitido avances que no sospechaba, pero a partir de ahora, ya no podré decir que esto o aquello lo he hecho con un puñado de herramientas, como haría, en el momento de mayor esplendor del oficio, un ebanista londinense a finales del siglo XVIII.



Carpintero inglés de finales del siglo XVIII
Casi sin darme cuenta, me he ido pareciendo a otros personajes que pululan hoy por este mundo de la ebanistería, sobre todo en los países anglosajones, como Garret Hack, autor del excelente

 
The plane book, o Christopher Schwarz, el editor de Popular Woodworking, y autor de un excelente libro sobre el cepillo de mano. También me llamó poderosamente la atención la personalidad de Rob Cosman, un refinado ebanista, un gran comunicador y una persona de enorme simpatía, sólo algunos años mayor que yo.

Pero la principal motivación de este libro (blog) es brindar al público hispanohablante un resumen de lo que podría encontrar, sin duda, en decenas de libros escritos en inglés. En efecto, a lo largo de estos años, he pulsado la situación de la ebanistería con herramientas manuales en España, dando clases particulares, organizando cursos u otras actividades, para llegar a la conclusión de que la afición también existe aquí lo mismo que en otros lugares, aunque quizá no esté aún tan desarrollada como en otros países, sobre todo los anglosajones. Por otra parte, excepto los libros de Ignacio Abella y algún que otro manual antiguo, no hay absolutamente nada en español disponible en el mercado.

Deseo sinceramente que este libro (blog) resulte interesante a los aficionados a la ebanistería, entre ellos aquellos a los que ya he conocido personalmente, cuya experiencia docente me ha sido de gran utilidad para dar forma a este libro, o de aquellos que planean serlo en un futuro más o menos cercano y nada me agradaría más que fuera de aún de utilidad para algún profesional de la madera.

2 comentarios:

  1. Felicidades, ya era hora de ver algún experto hacer algo así para los que somos principiantes. La ebanistería sigue siendo una profesión muy limitada y pocos se atreven a compartir su experiencia.
    Gracias y mucho éxito!

    ResponderEliminar